Dudas a la hora de celebrar una boda

Dudas que nos pueden surgir al hacer la lista de invitados

Una de las primeras cosas que hay que hacer al planificar la boda es la lista de las personas invitadas. A veces cuesta decidir a quién invitar y a quien no, por eso, hoy os traemos estos consejos para poneros las cosas un poco más fáciles.

Una vez tengáis las invitaciones de boda hechas, hay que decidir a quien se las enviamos y a quien no. Puede parecer un asunto fácil de llevar, pero a muchas parejas este momento se les atraganta y acaba siendo un motivo de disputa y discusiones entre ellos. Aquí os traemos las respuestas a algunas de las preguntas más comunes que las parejas se hacen en el momento de decidir la lista de los invitados:

¿Invitar a mucha gente o a poca?

Esta pregunta seguramente sea la primera que se hagan las parejas que van a casarse. ¿Hacemos una boda multitudinaria con todos nuestros amigos y familiares o hacemos algo más íntimo invitando sólo a los más allegados? Esta decisión es de vital importancia, aunque también puede estar condicionada por el dinero que queráis llegar a gastaros en la celebración. Sea cual sea la respuesta, hay que ser consecuentes con la decisión y llevarla hasta el final.

¿Hacer una boda con niños o sin niños?

Estáis en vuestro derecho si decidís que no debe haber niños más pequeños de cierta edad, eso sí, no debéis hacer excepciones con ninguno ya que algún invitado puede llegar a sentirse agraviado. Si decidís sin niños, es sin ningún niño.

¿Invitamos a nuestros compañeros de trabajo?

Pues en esta decisión deberéis basaros en vuestros deseos. ¿Realmente queréis invitarlos? Si es así, adelante, pero no lo hagáis sólo por compromiso. Además, si para vosotros es un compromiso el tener que invitarles, quizá el acudir para ellos también sea un compromiso y prefieran no ir. O quizá podáis invitarlos sólo a la fiesta de después de la boda.

¿Invitamos a nuestros ex?

Dependerá obviamente de la relación que a día de hoy sigáis manteniendo con ellos, pero es una decisión bastante importante que deberíais consensuar entre los dos, porque quizá para uno de vosotros pueda llegar a ser una situación algo incómoda por la que no deseáis pasar ese día tan especial.

¿Invitamos a nuestros ‘primos lejanos’?

Si son los típicos familiares que hace años que no veis, que ni siquiera quedáis en navidades, cumpleaños etc. no debéis sentiros en el compromiso de invitarles.

¿Qué hacer con los que preguntan si están invitados?

Si una vez hecha la lista hay gente que pregunta si les habéis invitado, explicadles claramente la situación. Indicadles que al final os habéis decidido por una boda íntima con poca gente, o que el presupuesto no os ha llegado para más o cualquiera que sea el motivo por el que no están incluidos en la lista de invitados.

¿Qué hacemos con los invitados que quieran imponernos?

Ya que es vuestra boda, vosotros sois los que debéis de tener la última palabra, así que hablar con vuestros padres, explicarles bien vuestra decisión y llegar a un acuerdo con ellos, especialmente si al final decidís hacer una boda íntima con pocos invitados.

Esperamos que gracias a este post os hayan quedado las cosas un poco más claras para afrontar la lista de invitados de vuestra boda.

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies