Rituales para bodas

RITUALES PARA BODAS

El número de ceremonias civiles ha crecido notablemente en los últimos años, siendo actualmente más numerosas que las bodas religiosas. Antiguamente, una ceremonia civil era sinónimo de frialdad y brevedad, pero hoy en día se han convertido en todo lo contrario. Las bodas civiles son perfectas para disfrutar de una ceremonia personalizada y llena de momentos emotivos.

Las ceremonias eclesiásticas, aunque irremplazables cuando las creencias religiosas de la pareja son firmes, son más protocolarias y menos flexibles, ya que lo más importante es el sacramento del matrimonio, lo que no permiten mucho margen de personalización. En una boda civil sucede todo lo contrario. Aunque, por supuesto, el amor y la unión de la pareja sigue siendo lo más importante, cualquier elemento puede personalizarse. La decoración, la música, el guion, las intervenciones de familiares y amigos o los tiempos son algunos de los detalles con los que se puede jugar. La música en directo es otra de las grandes apuestas en las ceremonias civiles que nunca falla. Y una de las últimas tendencias son los rituales que simbolizan la unión de dos personas a través de diferentes elementos.  Tradicionalmente las arras han simbolizado esa unión, pero el auge de las ceremonias civiles ha traído nuevas formas.

Cada pareja puede y debe elegir el ritual que más se asemeje a su personalidad y a sus gustos. Si estáis algo perdidos, ¡no os preocupéis! Ésta es una de las principales dudas que soléis tener las parejas que celebráis vuestro enlace civil. En este post encontrarás unos pequeños consejos que pueden servirte de mucha ayuda para escoger el mejor ritual.

RITUAL DE LA ARENA

Es uno de los rituales más escogido por las parejas, quizá el más visto. Simboliza la futura vida en común y la unión entre dos almas. Cuenta la leyenda que en Hawai se sellaba la unión en matrimonio con arena. Cada familia traía puñados de arena de su tierra de origen y las unían en símbolo de amor eterno.

Este ritual se celebra justo después de la entrega de anillos y de intercambiar en alto los votos. Cada parte de la pareja tiene un frasco de cristal con arena de distintos colores y la van mezclando en otra botella de cristal de manera intercalada para sellar su amor eterno. Una vez está llena, la botella quedará cerrada para siempre y esa arena será inseparable.

CEREMONIA DE LA ROSA

Esta ceremonia es una alternativa para los más tímidos, pues el oficiante es quien dirige el ritual y no tendréis que preocuparos de nada. El origen de este ritual se remonta a la mitología griega, donde la rosa estaba ligada a Afrodita, diosa del amor. Éste simboliza la pasión entre los dos enamorados, respeto, fidelidad y amor eterno.

El ritual se celebra justo después de la entrega de anillos y el oficiante explicará el ritual a todos los invitados mientras los novios se intercambian una rosa del color que más les guste. Una buena opción es realizar el ritual con rosas preservadas para que no se marchiten nunca y tengáis el recuerdo para siempre. Aunque la belleza de la rosa natural es ideal.

CEREMONIA DE LA LUZ

Otra alternativa, si queréis evitar hablar en público, es el ritual de las velas o ceremonia de la luz. Su origen se encuentra en las ceremonias evangélicas y simboliza la unión de los cónyuges en uno solo y en el inicio de la vida en común.

El momento más habitual para llevar a cabo este ritual es después de la entrega de anillos o del “sí, quiero”. Todo lo que necesitas es una vela grande y dos pequeñas. Estas últimas las llevarán los novios y las encenderán individualmente para posteriormente, con esa llama, los dos a la vez encender la vela grande.

CEREMONIA DE LOS CUATRO ELEMENTOS

Es la ceremonia perfecta para los amantes de la naturaleza y consiste en hacer los votos inspirándose en los cuatro elementos esenciales: el agua, la tierra, el fuego y el viento. Lo más usual es colocar un pequeño altar donde coloquéis objetos que representen cada elemento.

Esta ceremonia la debe de guiar un chamán o un oficiante y, cuando acabe la pareja de leer sus votos, quemará incienso mientras suena una caracola en las cuatro direcciones.

RITUAL DE LAS ARRAS

La más habitual y utilizada en las bodas católicas. En este ritual, el deseo de prosperidad para un matrimonio se representa con 13 monedas llamadas “arras” y son uno de los elementos más importantes en el ajuar religioso de los novios.

Su origen está en el viejo Oriente, donde para cerrar un traro era costumbre que se entregase una cantidad de dinero o de especies. Antiguamente la persona con la que te casabas la escogía tu familia y no tú, por lo que cuando se comprometían, las familias se entregaban una cantidad de dinero para demostrar que las intenciones en formalizar el compromiso eran serias. Sin embargo, también se cuenta que las arras eran un premio por la virginidad de la novia. En cualquier caso, el significado antiguo dista del actual. Hoy en día simbolizan vuestra unión como pareja y el compromiso de compartirlo todo.

CEREMONIA CÁPSULA DEL TIEMPO

Para los novios más románticos, ésta es una opción preciosa.

Consiste en preparar una cajita. Debéis meter una botella de vino en una caja junto a dos copas y una carta del uno al otro. E incluir deseos para el futuro y como os gustaría veros dentro de unos años.

Durante la ceremonia, el oficiante explicará que habéis creado vuestra propia cápsula del tiempo y os invitará a sellar la caja con la idea de abrirla en vuestro quinto aniversario de boda y leer las notas que os habéis escrito con una copita de ese vino que guardasteis. Después podéis preparar nuevas notas, una nueva botella y sellar la caja de nuevo hasta el aniversario siguiente.

RITUAL MÁNDALA

Mándala significa “círculo cerrado” y es un símbolo de integración, de unión absoluta y un canal de conexión entre mente y cuerpo. Su origen está en el hinduismo y el budismo y es habitual en sus bodas.

Para este ritual necesitas una tabla cuadrada grabada con el dibujo de la Flor de la Vida. Es una buena opción si buscas dar protagonismo a los invitados. Cada uno de ellos debe ir pasando por donde está la tabla e ir rellenando el dibujo con semillas de trigo, arroz o maíz, como símbolo de abundancia y prosperidad, así como pétalos de rosa que simbolizan el amor.

Al finalizar la ceremonia, los invitados tienen que guardar en una bolsita de tela un poco de lo que hay en la tabla como testigos del pacto que la pareja ha hecho.

RITUAL DE LA UNIÓN DE LAS MANOS O HANDFASTING

La unión de las manos en la ceremonia viene de la tradición celta y se relaciona con las ceremonias paganas, en las que los contrayentes se ataban las manos. Se utilizaba para unir en matrimonio durante un año y pasado éste, podían decidir si formalizar su enlace o separarse.

El oficiante hace preguntas a la pareja durante la ceremonia mientras va atando sus manos formando el símbolo del infinito, finalizando con un lazo que representa la unión ante los dioses.  Se hacía en el momento en el que actualmente se intercambian los anillos.

Es ideal para ceremonias campestres al aire libre. Al finalizar la ceremonia, no se dice el típico “hasta que la muerte os separe”, si no “hasta que el amor dure”. De este modo, si algún día el amor se acababa, cada uno podía ser feliz por su propio camino.

CEREMONIA MAYA

El pueblo Maya entendía el universo como un espacio en el que las energías interactuaban con el cosmos. Para realizar esta ceremonia no hay un lugar determinado, pues consideraban que la naturaleza es un lugar sagrado y todo lo que hay en ella es divino.

La ceremonia comienza presentando a los novios a las siete direcciones o elementos: La Energía Cósmica, la Madre Tierra, los Cuatro Vientos (norte, sur, este y oeste) y el Ser Superior. Después de este encuentro, se hace una hoguera y se quema copal, canela, incienso y flores.

Durante la celebración se piden las consagraciones al Dios de la creación, Hunab Ku, y al Ser de la Luz, Kinich Ahau. Y para terminar se hace el intercambio de ofrendas. El chocolate, el aguardiente, los puros y el ajonjolí son imprescindibles para pedir al cosmos la unión del matrimonio.

RITUAL DE LOS FAROLILLOS ORIENTALES

El significado del festival de farollilos en Japón te va a sorprender, pues es una festividad tradicionalmente vinculada al homenaje a los difuntos. Esta tradición ha llegado a las bodas de occidente con un significado algo distinto ya que se utiliza para escribir nuestros mejores deseos y soltarlos al aire.

Aquí depende mucho de sí vuestra boda es de mañana o de tarde. Para las primeras, es mejor realizar la suelta de globos de colores y de diferentes tamaños. Para hacerlo más especial, haz que todos tus invitados escriban sus deseos en una tarjeta y la aten al globo antes de soltarlo. Sin embargo, si tu boda es de tarde-noche, los farolillos orientales crean un efecto espectacular. ¡Un consejo! Consulta las restricciones respecto a farolillos de fuego del ayuntamiento al que pertenece tu finca o espacio de bodas y asegúrate de que está permitido.

¿Cuál de todos los rituales vas a escogerías para el día de tu boda?

Cada uno de ellos se desarrolla y tiene un origen diferente pero el fin siempre es el mismo: sellar la unión y el amor de dos personas.

4/5 - (2 votos)
4/5 - (2 votos)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button